Colocación ideal de los Cojines en tu Sofá

Para colocar los cojines de tu sofá de manera adecuada es importante tener en cuenta estos 4 consejos para conseguir una bonita decoración en tu sofá, pero antes necesitas saber que el sofá es el centro de atención de tu salón, por lo tanto, es el elemento que debe estar más acorde con el carácter y estilo de los inquilinos.

Así pues, la distribución de los cojines en tu sofá representará el ambiente que más te represente siempre y cuando mantengas la proporción y el equilibrio del mueble.

Debes acordarte que la combinación de cojines que escojas debe pegar con el estilo de decoración de tu hogar y del propio sofá, aunque no tengan gran tamaño con ellos puedes dar personalidad a tu sofá para disfrutar de una armonía encantadora.

1. Como darle tu estilo al sofá

Pretendemos que el sofá refleje tu estilo, es por ello que puedes combinar formas de cojines o hacer una decoración del todo simétrica, dependerá de tu carácter.
Si eres ordenad@ y perfeccionista la simetría es ideal para ti a la hora de colocar los cojines en el sofá puesto que brindará mucha armonía al salón.

Las formas de los cojines, sus colores, tamaños y estampados, aunque deben guiarse por las reglas de decoración, no siempre deben seguir patrones idénticos para estar en sintonía contigo. La mayoría de los sofás tienen cojines de 50×50 (el tamaño más universal), pero tú puedes escaparte un poco y colocar entre ellos un cojín de corazón o incluso un riñonero (alargado).

Recomendaciones: Si tienes una decoración minimalista en tu hogar, no debes ubicar demasiados cojines en el sofá, te sugerimos poner cojines solo en los extremos de este y dejar la parte central libre, así conservarás la sensación de amplitud y libertad que tan bien transmite este estilo.

2. ¿Qué tamaño de cojines escoger?

Todo depende del tamaño de tu sofá, puesto que va a determinar el tamaño ideal en la combinación de sus cojines. La máxima de la decoración de sofás es: nunca escoger cojines más grandes que el respaldar del sofá, porque dejarían de dar comodidad y se verían raros cuando deben transmitir confort.

Los tamaños de cojines más comunes son 45×45 y 50×50 (universales y versátiles), pero si tienes un sofá grande te recomendamos probar con cojines de 60×60 o hasta 65×65 que puede que le queden genial.

Incluso puedes combinar cojines cuadrados con unos más alargados y rectangulares de 30×60, pero siempre escalando tamaños desde los extremos hasta el centro de forma que los más grandes queden situados en los extremos, mientras se solapan de manera proporcionada por unos más pequeños delante suyo (nunca cubriendo más del 60% del cojín anterior) en forma de escalera hasta llegar al centro.

Recomendaciones: Os resultará de gran ayuda comprar cojines por parejas, de dos en dos, teniendo algunas características comunes que haga que resulten agradables a la vista, pero no deben ser exactamente iguales, por ejemplo, dos de la misma colección, con la misma forma, diseño y/o textura similar, etc.

3. ¿Cuántos cojines poner en el sofá?

A la hora de decidir cuantos cojines poner en tu sofá existen dos tendencias muy extendidas:

  • La regla de los números impares
  • La regla de los números pares

La regla de los números impares es la opción más extendida y normalmente se usa con cojines cuadrados en hilera, consiste en sumar uno o dos al número de plazas que tenga tu sofá, entonces si tu sofá es de dos plazas, prueba a ponerle 3 cojines, si tiene 3 plazas cinco cojines, etc.

Escoger un número impar hace que el espacio sea más atractivo a la vista.

Si prefieres una decoración con distintas formas debes hacer tuya la regla de los números pares, que consiste en utilizar un número par de cojines, este debe ser más grande y próximo al número de plazas del sofá si este es impar, por ejemplo, uno a cada extremo del sofá, un par a cada lado (si es de 3 plazas), tres en una esquina y uno en la otra, etc.

La regla de los números pares está muy ligada al orden, armonía y perfeccionismo, pero no significa que no se puedan combinar formas de círculos, cuadrados, rectángulos… cosa que aportaría un toque de dinamismo al ambiente de tu salón.

4. Combinar cojines en tu sofá

¡Usa tu creatividad! Inspírate en el ambiente que quieres que generen en tu salón y prueba todo lo que se te vaya viniendo a la cabeza hasta lograr tu estilo propio ideal. a veces no basta con aplicar la idea de la simetría y proporción.
Si deseas un resultado vivo te aconsejamos utilizar cojines con distintos estampados, de diferentes tamaños y formas, colores, texturas… aunque te recomendamos colocar como mínimo un par de cojines lisos para no sobrecargar el ambiente.

Como resulta obvio tienes que combinar colores que peguen entre sí, pero más importante aún es poner cojines con colores y texturas que sean similares al resto de elementos del salón: cortinas, alfombras, mantas, paredes… esto dará el último toque de confort que estás buscando.
Recomendaciones: Si tu sofá es cheslong debes poner dos o tres cojines al lado contrario del cheslong para balancear el desequilibrio inherente a su estructura y diseño para compensar la asimetría, como el cheslong sobresale más que el resto, te sugerimos colocar máximo un cojín liso en esa parte.